Los alamos cobijan tu recuerdo

octubre 23, 2009

Los que no te conocieron solo ven la tierra dura y molida, bajo la sombra de los viejos alamos que bordean la acequia en la mañana triste de esta primera. Pero tu recuerdo está ahí, cobijado por esos árboles que te reparan del paso del tiempo y fueron testigos de tu peregrinar diario.

Hoy puedo decir que todavía te veo, con el talón al desnudo y arrastrando las alpargatas, con la pala al hombro y la garganta llena de una canción en galés. Ahí vas vos, por el camino polvoriento mientras tu recuerdo vuelve a cobijarse tras los alamos.

Anuncios